Open top menu

Pablo Insua, un central a la altura de la categoría.

El zaguero de Arzúa jugará cedido por el Deportivo la próxima temporada en el C.D. Leganés tras no entrar en los planes de la entidad coruñesa.
Pablo Insua junto a Leo Messi. Foto: www.mundodeportivo.com

Pablo Insua junto a Leo Messi. Foto: www.mundodeportivo.com

Pablo Insua siguió el camino natural que muchos niños hicieron hasta convertirse en futbolistas profesionales. Primero pasando por el fútbol sala en su localidad natal para pasar posteriormente al Rosalía en Santiago de Compostela. Allí estuvo varios años viajando con su madre para poder jugar al fútbol, hasta que en edad infantil el Deportivo de La Coruña puso sus ojos en él y esos trayectos cambiaron de ruta de la capital administrativa gallega por Abegondo.

Fue pasando por las diferentes categorías inferiores hasta que con 17 años y siendo juvenil todavía, debutó en Segunda División “B”. Bajo la tutela de Tito Ramallo se hizo desde la primera jornada con la titularidad en la vuelta del equipo fabrilista a la categoría, sin embargo la adaptación del conjunto no fue la esperada y el equipo terminó descendiendo de categoría en parte ajusticiado por su nuevo club, el C.D. Leganés. Participó en 28 encuentros confirmándose como uno de los pilares del equipo que jugaría en Tercera.

El Kaiser fue uno de los hombres clave de la nueva plantilla, una que no pudo conseguir el reto de retornar a 2ªB y que finalizó en sexta posición. Insua ya estaba en boca de todos, incluso se le había rumoreado con el Manchester City, Sevilla o Valencia. Pronto le llegaría su momento de gloria siendo llamado por la selección española sub 19 para disputar el Europeo de Estonia donde se proclamó campeón junto a los Denis Suarez, Deulofeu, Óliver Torres o Ramalho.

Por aquel entonces, Oltra ya había puesto sus ojos en él y mientras jugaba con el Fabril en Tercera, le dio la oportunidad de debutar en la máxima competición española en un partido ante el Athletic. Cuatro días después haría lo propio pero en la Copa del Rey ante el Mallorca. Tuvo otra intervención más antes de que fuera cesado el técnico valenciano en una humillante derrota por seis goles a cero en el Vicente Calderón ante el Atlético. Esa campaña, la 12/13 se enfundaría por última vez la camiseta del Dépor en un partido ante el Barcelona con Fernando Vázquez ya en el banco. El equipo terminó descendiendo pero Insua se convirtió en el mejor refuerzo para el técnico de Castrofeito en Segunda.

Volvía el conjunto gallego a la difícil tarea de recuperar su sitio en Primera pero gracias a las actuaciones de Insua le fue más sencillo. Ya en la primera jornada un gol suyo sirvió para dar la victoria a los blanquiazules ante Las Palmas. A partir de ahí las cosas le fueron rodadas, disputando 39 partidos de liga y uno de copa en los que anotó dos goles más al conseguido en el estadio de Gran Canaria. Después del gol de Marchena contra el Jaen, que certificaba el ascenso, le llegaría el reconocimiento de la Liga como el mejor defensa del campeonato en la gala posterior.

La campaña anterior, ya como miembro de pleno derecho como jugador de la primera plantilla, la salida de Fernando Vázquez influyó en su rendimiento. La llegada de Víctor Fernández le fue cerrando un protagonismo que se extendió tras el cese del mismo y posterior contratación de Víctor Sánchez del Amo. Relegado por Sidnei y Lopo, los errores, la falta de seguridad y su físico siempre fueron achacados al de Arzúa que solo participó en 17 encuentros ligueros y uno de copa ante el Málaga.

Esta próxima temporada la iniciará por primera vez fuera de su Galicia natal. Viene para recuperar un nivel que le hizo llegar hasta la selección española sub 21 donde su planta y juego aéreo son virtudes que lo han llevado a comparar con Piqué, salvando las distancias. Muy bueno tácticamente, posee una gran salida de balón que tapará la marcha de Postigo y complementará a sus compañeros de zaga a un nivel muy parecido al del getafense.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment