Open top menu

Un argentino de muchos quilates

blog david

El pasado sábado se me ocurrió regalarle unas entradas a mi madre para que fuese a ver el estreno liguero del Leganés en Butarque. A ella le gusta el fútbol algo más que a una madre normal, no es porque sea la mía, qué narices. Dos hijos futboleros y futbolistas han ayudado, a buen seguro, a que sea partícipe del debate ‘Messi-Cristiano’, a celebrar los títulos de su Madrid y a desvivirse pegada a la radio domingo tras domingo, aunque ahora el teléfono móvil le resulte un prodigio de Dios. El análisis de mi madre, por tanto, no es el de una madre más.

A su vuelta de Butarque, maravillada por el juego del Lega y por su holgado triunfo ante el Córdoba, me dijo convencidísima que este año será de buena cosecha, pero sobre todo, regresó a casa ensimismada por la velocidad hipnotizadora del argentino Alexander Szymanowski, según le rebautizó ella ‘Swarovsky‘, como la marca de joyas especializada en productos de lujo. No me disgustó el apelativo, que le va de perillas al jugador de origen polaco, autor del tercer gol y esencial en la construcción del segundo, una auténtica exquisitez.

Se gustó el equipo de Garitano y entregó argumentos para pensar que el tropezón de Almería fue sólo eso. Un resbalón, ante un rival de enjundia, en la primera jornada de Liga, provocado por la falta de tiempo. Debutó Insua y también Víctor Ruiz, que parece que se harán con un sitio en defensa, y también marcó Borja Lázaro, lo que siempre es una gran noticia. Eizmendi, que abrió la cuenta, le dijo al míster que está más fuerte que nunca y ‘Swarovsky‘, un argentino de muchos quilates, encandiló a la grada con un partido de bandera. Esta temporada será más divertida que la anterior, ya lo dice mi madre…

Imagen: lfp.es

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment