Open top menu

Un Lega-Atleti con trampa

ATLETI

Foto de la primera visita del Atleti a Butarque, año 2000, con Santi Denia y Óscar de capitanes

El pasado fin de semana el Leganés decidió movilizar a su gente a través de Twitter. En un nuevo ejercicio de imaginación, haciendo gala del músculo pepinero en las redes sociales, el club solicitó 200 retuits para desvelar el próximo rival de pretemporada, un equipo de ‘Champions’, anunciaban los 140 caracteres. El caso es que en menos de una hora el seguidor del Lega consiguió destapar la manta de la urna y -sin trampa ni cartón– el Atlético de Madrid del Cholo Simeone se convirtió en el conejo sacado de la chistera. El seguidor pepinero ya tenía su recompensa, pero ¿por qué no se anunció antes? ¿No había otro partido? ¿Y la trampa?

La trampa, ha pensado el socio del Lega, ha venido después al leer la letra pequeña. Los colchoneros visitarán Butarque el sábado 8 de agosto a las 9:30 horas, aunque no será hasta una hora más tarde cuando el Atleti se mida al Leganés. Será en un triangular, con el Guadalajara de por medio (el club con quién se había pactado el amistoso previamente) y, además, teniendo que pasar por taquilla. Cinco euros para socios y 10 para el resto de aficionados. Una medida, como suele ser habitual, bastante impopular en la grada blanquiazul, que –por cierto– no es ningún extraterrestre. Esto pasa en todos los equipos. Cuando hay que pagar duele, y para un amistoso, mucho más.

Resulta evidente que no es ni el mejor día, ni el mejor momento –en plena campaña de abonos– para pedir un esfuerzo a los socios, pero el Atleti es mucho Atleti y la directriz ha sido valorar al campeón de Liga de hace dos cursos. Para colmo, los del Cholo juegan horas más tarde en Alicante y medio Leganés está estirando la toalla en la playa para que las esquinas no se le llenen de arena. Vayamos a lo importante y espero equivocarme, pero Butarque no destilará ni la mitad de fervor que propició el Atleti en su gira por China. Por mucho que juegue el Niño Torres, tendrá que hacerse menos ‘selfies’ que en Shanghai.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment