Open top menu

El rival: Real Zaragoza

El Leganés recibe este domingo al Real Zaragoza, un histórico del fútbol español. Tras vencer in extremis al Almería por 3-2 en la segunda jornada, los zaragozanos regresan a Butarque tras certificar el pasado junio un playoff que terminaron perdiendo ante Las Palmas.

El Rival_zaragoza

Por Gonzalo Novillo para Somoslega.com | Periodista de Movistar+

Coinciden los que siguen la Liga Adelante, aficionados, periodistas y técnicos, que el Real Zaragoza es uno de los candidatos más firmes al ascenso. Es la tercera temporada en el infierno del club aragonés y la aspiración es la misma: terminar entre los dos primeros. El club maño es como la UD Las Palmas de la pasada temporada. Hay pánico al playoff, aunque todavía queda un largo camino.

Martín González, secretario técnico del club, detectó los principales problemas de la temporada 14/15. El conjunto aragonés perdió hasta 26 puntos en La Romareda y  el equipo encajó demasiados goles para un club que aspira a ascender, 58 tantos.

“Ya no está Galarreta, con el que disfrutarán en Leganés, a ratos, porque el fútbol de Segunda a veces no le conviene”.

Era el Zaragoza de la pasada campaña un equipo con mucha pegada y lo resolvía con goles, pero ya no están Borja Bastón, Willian José o Eldin. Martín González confeccionó este verano un equipo armado, compacto, con futbolistas competitivos y con la idea de ser un equipo rápido y vertical en ataque. Así, se han quedado futbolistas veloces como Pedro o Jaime y han llegado más jugadores de este perfil, como Ángel o Hinestroza. Pedro es el jugador más decisivo de este Zaragoza, muy astuto entre líneas y con una bota derecha precisa para asistir a sus compañeros. Sin duda uno de los futbolistas más desequilibrantes de Segunda.

En ataque el Zaragoza ha perdido mucho gol ya que se han marchado a equipos de Primera, sus dos goleadores como Borja Bastón y Willian pero han llegado Ángel y Ortuño. El canario Ángel es un delantero de buenos movimientos y Ortuño un 9 de área, aun así ambos deben demostrar que pueden aportar muchos goles a uno de los equipos grandes de la Liga Adelante.

El equipo está todavía en formación con algunas caras nuevas. Es un equipo más rocoso, pero menos creativo. El doble pivote Wilk-Dorca es muy duro, intenso, físico, pero también plano y con pocos pases que superan líneas. Ya no está Galarreta, con el que disfrutarán en Leganés, a ratos, porque el fútbol de Segunda a veces no le conviene. En el banquillo esperan otros ex pepineros: Erik Morán y Diamanka. Este último aún no ha debutado y si lo hace en Butarque seguro que no tiene un buen recibimiento.

También está en aprendizaje Ranko Popovic, el entrenador. Es un técnico dialogante que transmite pasión a sus jugadores, pero ha cometido errores fruto de su inexperiencia. En Miranda de Ebro, el conjunto aragonés tuvo el partido ganado y no lo sentenció. Al final, los locales se crecieron y los maños se vinieron abajo físicamente pero Popovic no hizo un lógico tercer cambio. Al final, el Mirandés empató e incluso pudo ganar el partido.

Pero este Zaragoza olvidó el pinchazo de la primera jornada con una victoria al final contra un rival directo como el Almería, gracias a un gol de estrategia obra de Cabrera, uno de los jugadores más en forma. El uruguayo es el líder de una defensa que estará sin Mario, lesionado, y con Vallejo todavía en pretemporada. Está animado el Zaragoza y busca en Butarque la primera victoria fuera de la temporada.

1 Respuesta a los comentarios

Leave a comment