Open top menu

El Rival: Girona F.C.

El Leganés afronta la novena jornada de Liga Adelante con su quinto partido en casa. El sábado a las 18:00 recibirá al Girona F.C., uno de los pocos equipos que consiguió llevarse los tres puntos de Butarque el pasado año.

El Rival_Girona

Por Narcís Franch | Periodista de Vavel.com

Curiosa, cuando menos. Ésa podría ser la descripción adecuada para describir la andadura del Girona en la categoría de plata. Un equipo que es capaz de alcanzar un ‘playoff’ en una temporada, permanecer 23 jornadas consecutivas sufriendo las carnes del descenso en la siguiente, volver a disputar las eliminatorias de ascenso el año siguiente, o coquetear de nuevo con la zona roja en la campaña actual.

De hecho, así han venido sucediéndose las temporadas de los rojiblancos desde que aterrizaran en Segunda allá por el año 2008. Y es que el club de Montilivi ha combinado una campaña notable o excelente con una mediocre y mala. Y dice la estadística, de momento infalible, que actualmente tocará sufrir. El objetivo del cuerpo técnico comandado por Machín será evitarlo a toda costa.

Tras el doble varapalo sufrido en junio, primero contra el Lugo (Pablo Caballero empató el partido en el minuto 92), y una semana después frente al Zaragoza (los maños remontaron un 0-3 en contra para pasar a la final del ‘playoff’), en Girona toca volver a la realidad. La realidad de un club humilde, de un equipo de Segunda, que cuenta con 5.000 abonados y que tiene un estadio de 10.000 espectadores.

Se llegó a tocar el cielo pero no se agarró con las dos manos. Sí lo consiguieron Betis, Sporting y Las Palmas. Pero lo pasado, pasado está. Y si echa la vista atrás, que sea lo menos posible para evitar evocar la crueldad que se cebó con el Girona. No sirve de nada lamentarse. Levantarse, por el contrario, es obligado. Aunque no está siendo nada fácil para este equipo. Y menos en Montilivi, donde todavía no ha ganado tras cuatro encuentros. Algo mejor le va como visitante (dos victorias y dos derrotas).

Machín repite proyecto y lo hace con un fondo de armario totalmente renovado, aunque se ha mantenido casi intacto el bloque titular. La marcha de indiscutibles como Cifuentes, Ramalho, Juncà y Sandaza ha dado paso a los Javi Álamo, Kiko Olivas, Carlos Clerc, Rubén Sobrino o Borja García. Además, la marcha de “viejas glorias” como Juanlu, Bordas, Jandro o David García ha rejuvenecido a la plantilla, y ha permitido prescindir de fichas demasiado altas para el club con el segundo presupuesto más bajo de Segunda.

La llegada de nuevos propietarios (con dinero para invertir) y la conexión que tiene la entidad catalana con el Manchester City, gracias a un acuerdo que tiene como intermediario a Pere Guardiola, hermano del entrenador del Bayern de München, deberían volver la ilusión a una afición que gozó de lo lindo durante toda la temporada pasada, pero que vio cómo 82 puntos podían no ser suficientes para subir a Primera.

A pesar de contar, ‘a priori’, con una plantilla más equilibrada y competitiva, poco o nada se ha visto del equipo que fue capaz de deslumbrar el año pasado. Si bien se ha tomado como objetivo primordial la permanencia, como de costumbre, no es menos cierto que se ha perdido intensidad en defensa y efectividad arriba. Señas de identidad éstas, que si eran inherentes a los jugadores hace unos meses, de buen seguro que volverán a serlo, tarde o temprano.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment