Open top menu

Si el fútbol fuera justo, no sería fútbol

blog jaime

Siempre se ha dicho que ganar en casa te da para mantenerte, y que cotas mayores sólo se consiguen derrotando a tus rivales lejos de las fronteras de tu estadio. Es la jornada 14 y el Lega sólo ha sumado de tres en Butarque. La mitad inferior de la tabla es el hábitat natural para los de Asier en este inicio de Liga. Los nervios, el juego y la imagen, en cambio, son muy diferentes a los de hace un año lejos del feudo pepinero.

Hasta la jornada 17 en Sabadell los de Garitano no conocieron la victoria como visitantes en la 14/15. Todos nos acordamos de ver entonces a dos ‘Legas’. El de Butarque, y el de fuera. Uno muy diferente del otro. Esta temporada esa diferencia se ha desdibujado en pro de un equipo que mantiene una continuidad impecable en la competitividad unida al buen juego. Es cierto que aún no se ha ganado de verde. Que se perdona demasiado. Que la Ponferradina se ha vuelto a salir con la suya. Pero se juega mejor, se pierde con mayor dificultad, y la imagen es la de un equipo que siempre, o casi siempre, merece más. Claro que, si el fútbol fuera justo, no sería fútbol.

Ayer, la lesión de Alberto, el palo de Gabriel, la expulsión a Insua y sobre todo, el gol de Djordjevic, volvieron a dejar sin premio a un Leganés que debería haber ganado ya en algún punto de la geografía española. Los méritos no están dando su fruto en forma de victoria. Todavía, porque eso, no tengan duda, llegará. De momento, reconforta saber que sólo nos hemos ido de vacío 3 veces en 7 visitas -y en 14 jornadas-. Sobre todo, para un servidor que firma ganar todo en casa.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment