Open top menu

Vuela Lega, vuela alto

Hasta el momento, como el antiguo pueblo celtíbero que dio nombre al equipo de la ciudad de Soria, el CD Numancia había resistido los sucesivos cercos de todos los ejércitos que se habían asomado a la conquista del enclave de Los Pajaritos. Algunas tropas como las chicharreras, tarraconenses u ovetenses sucumbieron ante el ejército rojillo y otras tropas tuvieron que marchar sin derrotar a la milicia numantina. En el día de ayer, el batallón pepinero logró tomar tan arduo emplazamiento basando su ataque en un sistema muy rocoso y efectivo en todas sus líneas.

Asier Garitano y Jaime Pérez, encargados de diseñar la estrategia para la batalla de Soria, volvieron a apostar por una línea de cinco muy bien pertrechada y comandada por Martín Mantovani, Pablo Insua y Unai Albizua que si bien tuvieron que defender mucho juego aéreo generado por parte de los rojillos, solventaron todas las acciones con gran seguridad. Esa seguridad se vio fortalecida tras el gol de un Toni Dovale mucho más implicado en tareas defensivas y que vio como uno de los más destacados, Guillermo Fernández, se sacaba de la chistera una jugada por el flanco izquierdo de los locales y ponía un balón al gallego para materializar el inicio de lo que a la postre sería la primera victoria como visitantes.

Almería, Pamplona, Vitoria, Tenerife, Elche, Valladolid o Ponferrada, parecían demasiadas intentonas para lograr la primera victoría fuera de casa. Este hecho no permitía al Leganés terminar de despegar hacia los puestos nobles de la clasificación, a pesar de merecerlo. Había conjura para cambiar esta dinámica como fuera, y el gol de cabeza de Guillermo, justo en el momento que más volcado estaba el conjunto soriano en busca del gol, hizo languidecer al equipo rojillo que a pesar de ello logró recortar distancias.

Guillermo y el Leganés ya han comenzado a despegar. Vuela Lega, vuela alto.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment