Open top menu

El Rival: U.D. Almería

Vuelve uno de los héroes más recientes de la historia pepinera al que fuera su estadio. Chuli, quien decidió cambiar Sevilla por Almería el pasado verano volverá a un recinto del cual salió la última vez besando el antiguo césped del Municipal Butarque.

Por Alejandro Asensio redactor de Indalofm.com

Una vez completada la primera vuelta de la competición, el Almería se encuentra en posición antagónica a la prevista inicialmente. Cuando el Leganés saltó al césped del Juegos Mediterráneos en la primera jornada del campeonato, se enfrentaba a la, en teoría, mejor plantilla de Segunda. Los primeros minutos del partido parecían demostrarlo; el temprano 3-0 a favor almeriense llenó de ilusión a la afición. Quizá el segundo acto del partido fue la antesala de lo que se les vendría encima. El Leganés estuvo a punto de empatar.

Desde aquel 23 de agosto, solo 15 puntos más se han añadido al casillero rojiblanco, habiendo sido incapaz además de vencer todavía a domicilio. Cuatro entrenadores han pasado por el banquillo -teniendo en cuenta al interino Miguel Rivera, destituido a la postre también del filial- que han sido incapaces de revertir la situación. Con el actual director de orquesta, el argentino Néstor Gorosito, la esperanza volvió a ganar terreno a la desidia en una hinchada resignada ante las tres temporadas consecutivas de mal juego que lleva sufriendo.

LA SEGUNDA VUELTA, UNA NUEVA COMPETICIÓN

La segunda vuelta es analizada como una competición nueva en la que la plantilla indálica se considera capaz de hacer un buen papel. Butarque es el inicio y su asalto el objetivo. En este sentido, Ximo Navarro considera que están “mejorando con Gorosito” por lo que piensa que tienen que “demostrarlo en la segunda vuelta”. El lateral izquierdo Sebastián Dubarbier, que vuelve al equipo tras la sanción cumplida ante el Córdoba, también se ha mostrado optimista durante la semana, aseverando que el equipo “está mejorando en todos los aspectos”.

EL ALMERÍA, METIDO DE LLENO EN EL MERCADO INVERNAL

Enero ha traído consigo, hasta el momento, dos caras nuevas al club almeriense. Se tratan del defensa uruguayo Ernesto Goñi, procedente del Club Atlético Tigre argentino, además de Kalu Uche, un viejo conocido que ya defendiera los colores del equipo durante seis temporadas, siendo además el segundo máximo goleador en categoría profesional de su historia con 41 tantos. Ambos debutaron en la derrota ante el Córdoba, el uruguayo como titular y el nigeriano, que ha sido recibido por la afición como el héroe que viene a revertir la dramática situación, como suplente.

El baile de nombres está nutriendo a la prensa durante las últimas semanas, tanto en el aspecto de entradas como en el de salidas. Solo es oficial hasta ahora la baja federativa del central Míchel Zabaco, pero futbolistas como Montoro, Cristian Herrera o Eldin Hadzic no las tienen todas consigo para permanecer en el equipo. Con la baja de Marín, que rescinde su contrato con el primer equipo para regresar al filial, son 24 los futbolistas en plantilla, dos más de los 22 deseados por el director deportivo Alberto Benito. El problema está en que, de momento, no se encuentra acomodo para esos futbolistas con los que no se cuenta.

SIN MICHEL MACEDO, CUELLAR NI FRAN VÉLEZ, LA DEFENSA BAJO MÍNIMOS

El central madrileño Carlos Cuéllar lleva varias semanas fuera del equipo a consecuencia de una lesión, al igual que el lateral carioca Michel Macedo, quien se encuentra en la fase final de su recuperación y podría regresar esta jornada. También ha sido recientemente baja en la zaga Fran Vélez, aunque durante esta semana se ha incorporado al grupo y podría incluso estar listo para Butarque. Para colmo, Iago Díaz, que sufrió un esguince en el último encuentro, ha estado toda la semana entrenando con precaución.

GOROSITO A POR EL CAMBIO

El equipo está mejor. Eso dicen los números y las sensaciones, aunque estas no sirven para mucho. Gorosito ha dirigido al encuentro durante las tres últimas jornadas, logrando una victoria frente al Llagostera, un empate en Miranda y una derrota en casa contra el Córdoba. A pesar del descalabro en el derbi andaluz, la afición salió relativamente contenta. El equipo fue superior y volvió, una vez más, a caer de forma injusta. En cualquier caso, fueron 30 los minutos en los que los rojiblancos estuvieron en superioridad numérica tras la expulsión del defensa cordobesista Stankevicius.

EL EX PEPINERO CHULI, SIN FORTUNA HASTA EL MOMENTO

El onubense Chuli Vázquez, quien destacara en su cesión por el Betis al Leganés la segunda mitad de la pasada campaña, llegó a Almería este verano con el cartel de fichaje estrella. El club presidido por Alfonso García desembolsó 500.000€ a cambio de su traspaso al club hispalense. Hasta ahora, con solamente tres tantos, su rendimiento está siendo discutido, lo que le ha llevado a caerse de las alineaciones.

Consciente de que Butarque no es un escenario cualquiera para él, ha manifestado que “estuve sólo seis meses, pero recibí mucho cariño y me trataron muy bien; guardo muy buenos recuerdos”. En cualquier caso, tiene claro que el futuro de su actual club pasa por llevarse una victoria en la que fuese su casa, considerándolo como “dar un puñetazo en la mesa”.

EL CUARTO PEOR EQUIPO A DOMICILIO

Son cuatro los equipos que aún no han conseguido ganar como visitantes, curiosamente los cuatro que ocupan las posiciones de descenso. El Almería es uno de ellos, habiendo logrado solo cinco puntos sendos empates, el último de ellos en Miranda de Ebro, última salida, en el primer partido con Gorosito al frente. Son 13 los goles encajados y tan solo seis los que ha conseguido anotar.

Hasta Butarque, donde el Leganés sigue invicto, llega un equipo en reconstrucción, con un objetivo inesperado, la permanencia, al que tiene que acostumbrarse, lo que le añade un plus de ansiedad. Las sensaciones, mejores, deben ya empezar a traducirse en puntos.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment