Open top menu

Sin delanteros, sí hay paraíso

equipo-llagostera

Que a la salida del partido frente al Real Oviedo el tema estrella era que las bajas de Borja Lázaro y la ya consabida de Guillermo dejaban al Lega sin delanteros, creo que es una evidencia. No deja de ser curioso e imprevisible esto del fútbol. Seguramente si fuera más previsible no habría tanto sentimiento y pasión alrededor de él. Mucho revuelo respecto a la falta de delanteros, y… ¡zas! segunda victoria a domicilio de los de Asier Garitano ante un rival que si bien se encuentra en puestos de descenso, ostenta guarismos muy positivos como local.

El abulense Rubén Peña volvió a reverdecer sus inicios como ariete tras un pase exquisito de espuela de Gabriel Pires. El brasileño, algo más liberado en tareas tácticas, está de dulce en esos metros finales y conectó de maravilla con el menudo delantero. Unos 70 minutos donde el Lega se mostró muy superior y generó ocasiones suficientes como para haber aumentado la distancia en el marcador, pero el último tramo del partido volvió a dejar sensación de sufrimiento agravado con la expulsión de Insua. Eso sí, no me negaran que era más una sensación provocada por la escasa renta y no por las ocasiones generadas por el conjunto catalán. No era el momento de un delantero, era el momento del EQUIPO, y de eso andan sobrados los blanquiazules.

A falta de una jornada para terminar la primera vuelta, los blanquiazules ocupan la última plaza que da la posibilidad de jugar el playoff de ascenso con 31 puntos, cinco más que la temporada pasada, y es el conjunto menos goleado y el que menos partidos pierde. Estos hechos no hacen más que refrendar que por encima de cualquier jugador o circunstancia en este equipo, hay eso, un EQUIPO. Y no me canso de repetir esta palabra, permítanme en esta ocasión ser tan reiterativo porque no es una palabra cualquiera, es la seña de identidad de este Lega. Solidaridad de todos los jugadores para mantener vivo un objetivo común.

Sin delanteros, sí hay paraíso. Sin delanteros, hay EQUIPO.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment