Open top menu

El Rival: Deportivo Alavés

El Leganés afronta un hito en su historia: el asalto al liderato de la Segunda División ante el Alavés. El domingo a las 12:00 será la sexta vez que el Glorioso visite Butarque, un campo muy difícil de donde esperará salir tal y como llega: en la primera posición.

El Rival_alaves

Por Iñaki Íñigo Pardo | Director de Alavés-Glorioso

Deportivo Alavés: un equipo difícil de vencer. La temporada del Deportivo Alavés está siendo inmejorable. El equipo dirigido por José Bordalás lleva al frente de la clasificación de la Liga Adelante ocho jornadas y sólo ha concedido una derrota (ante el Nàstic) en los últimos 14 partidos. El objetivo principal que se marcó desde la directiva al inicio de la presente campaña fue la permanencia, algo necesario para no estropear el proyecto, y ya, con ese objetivo cumplido, buscar algo más. Lo que nadie esperaba es que ese “algo más” fuera ver al Alavés en lo más alto de la clasificación, sin duda mérito del técnico alicantino, que tras rodearse de jugadores de su confianza, ha logrado crear un bloque en el que todos sus componentes rinden al máximo.

El conjunto vitoriano juega habitualmente con un 4-2-3-1, sería muy extraño ver una formación diferente este domingo en Butarque, porque si algo ha dejado claro Bordalás, es que es fiel a su esquema e intenta alinear siempre a sus hombres de confianza. Explicar cómo juega este Alavés es complicado, ya que no tiene un estilo de juego claro, pero lo que sí tiene es un porterazo bajo los palos como es Fernando Pacheco, una línea defensiva segura en la que Laguardia es el estilete, aunque será baja en Butarque por sanción, y jugadores que se dejan el aliento del centro del campo para delante. Destacar jugadores en equipos que se basan en el conjunto tampoco es fácil, pero si hubiera que hablar de imprescindibles, seguro que la mayoría de los seguidores del Glorioso hablarían del capitán Manu García, incansable en el centro del campo, haciendo el trabajo que no se ve y que a nadie le gusta hacer. Juli, la conexión entre el medio del campo y la delantera, y la mayor presión en la salida de balón de los rivales. Gaizka Toquero, el pichichi albiazul, garra, pelea, esfuerzo… y los que he comentado antes: Fernando Pacheco y Víctor Laguardia.

Sin lugar a dudas el partido frente al Leganés es muy importante, una victoria en Butarque sería un golpe sobre la mesa para un Alavés que alcanzaría los 52 puntos y que volvería a poner tierra de por medio, pero desde el club no se ha señalado como una final, aún quedan 16 jornadas y puede pasar de todo, paso a paso, sin prisa pero sin pausa. José Bordalás tendrá para el domingo, como he comentado antes, la baja segura de Víctor Laguardia por sanción, y la posible ausencia de Gaizka Toquero, que recibió un golpe frente al Almería y será duda hasta última hora por un esguince de grado 1-2.

Otro de los factores por los que el Alavés está haciendo una gran temporada es la afición, que nunca abandona al equipo y le acompaña a todos los desplazamientos. Como era de esperar, tampoco faltará a esta cita, y 500 aficionados albiazules estarán en las gradas de Butarque animando al conjunto vitoriano.

Posible alineación del Alavés: Fernando Pacheco, Raúl García, Pelegrín, Einar, Carpio, Sergio Mora, Manu García, Dani Pacheco o Iñaki, Juli, Kiko Femenía y Manu Barreiro.

1 Respuesta a los comentarios

Leave a comment