Open top menu

Víctor Díaz: “Somos los primeros que queremos cumplir este sueño”

Víctor Díaz ya tenía ganada a la afición del Lega con su forma de jugar, su entrega y su responsabilidad en el lateral derecho, pero anoche se la ganó un poco más en los micrófonos de Hora Blanquiazul. El defensa sevillano, indiscutible cada domingo, repasó el momento que vive el Leganés y tildó de “histórica” la oportunidad de asaltar el liderato este domingo ante el Alavés. “Nosotros somos los primeros que queremos cumplir este sueño”.

Protagonista en HB

Víctor Díaz ha disputado 24 partidos, todos como titular, en 26 jornadas de Liga. El andaluz, humilde en su definición, no rechaza el sueño pese a ser un fiel discípulo del Garitanismo. “Hemos dado un golpe encima de la mesa. Es verdad que al principio encadenamos muchos empates, pero ahora hemos hecho buenos esos puntos. Desde Soria, el primero que ganamos fuera de casa, el equipo ha confiado y ha creído. Ahora vivimos un momento histórico. Nos podemos poner líderes en solitario. Esta semana es así y no será momentáneo (…) Nosotros somos los primeros que queremos cumplir este sueño. Por ganas e ilusión no va a ser”, indica.

“Asier no desprende euforia. Ni en casa ni fuera. Me suelo meter a ver la rueda de prensa para saber qué ha dicho del partido porque a nosotros no nos dice nada”, añadió con una sonrisa. “De los entrenadores que he tenido es el mejor en la lectura de partidos. Tiene una mente muy buena, los lee muy bien. Por ejemplo, al Mirandés le pasamos por encima cuando todos los equipos habían sufrido. Dentro del vestuario es igual, ya puedes ganar 4-0 que al día siguiente te dice lo mismo que cuando pierdes 1-0 en Zaragoza. No te dice nada ni para arriba ni para abajo. Es directo, sabe lo que quiere, y ahí están los resultados”.

“En casa salimos a morder. Parece, en los primeros minutos, que llevamos una semana sin comer”

Es esa capacidad competitiva del equipo la que mantiene en la segunda posición. Postura que comparte el hispalense. “En casa salimos a morder. Parece, en los primeros minutos, que llevamos una semana sin comer. Y en todos los partidos hemos estado más cerca de ganar que de perder. Al fin y al cabo, van en total 30 partidos con los de Copa, y en todos hemos competido. En ninguno nos han pasado por encima, a lo mejor Almería, pero esto es muy difícil porque fue la primera jornada. El discurso de “partido a partido” no es de Garitano, es de todo el vestuario”, asevera.

Respecto a su situación personal, Víctor está feliz. “Siempre llegas con la ilusión de jugar mucho, pero a este equipo venía gente de Primera División. La gente se cree que al descender, dices ¡qué malos son todos los del Recre! Y no es así, obviamente. Finalmente y después de un culebrón con el Recre –podría escribir un libro– pude firmar el 21 de agosto. Asier me llamó muchas veces y aquí estoy”, explica “muy satisfecho” de mantener excelentes estadísticas en una temporada “casi inmejorable”.

En relación al grupo, el sevillano destaca la fortaleza. “Uno de nuestros secretos es el grupo de gente humilde que quiere aspirar al máximo. Bellísimas personas, parece que el tiempo pasa muy rápido. Pasa volando. Hay muchos días que muchos compañeros van a comer juntos. Lo ponemos en el grupo de Whastapp y a lo mejor se apuntan diez compañeros. Eso dice mucho”, añade Víctor, que tiene un año más de contrato con el Lega.

“Ponemos en el grupo de Whatsapp que alguien va a comer y a lo mejor se apuntan diez compañeros. Eso dice mucho del grupo (…) Es un vestuario de gente humilde”

Además, nuestro invitado tuvo tiempo para someterse a los penaltis de Crusta, ejecutados esta vez por Alberto Fernández, compañero de Onda Cero, y demostró poseer una mente maravillosa. Un auténtico enamorado de la información deportiva, profesor de los buenos, demostró que nadie podrá pillarle en ese sentido. Recordó aquel Europeo sub-19 con la selección española, sus reuniones con Manolo Jiménez para jugar en el extranjero o las paellas que prepara Jaime, el segundo entrenador, en Butarque. Una charla distendida que merece mucho la pena.

 

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment