Open top menu

El rival: C.D. Tenerife

El Leganés afronta la octava jornada de Liga Adelante con su cuarto partido fuera de casa. El sábado a las 18:00 visitará al C.D. Tenerife un equipo al que nunca ha ganado en el Heliodoro Rodríguez López.

El Rival

Por Aleix Valero | Director de Deporpress.com

El CD Tenerife que se va a encontrar el Leganés este domingo en Butarque nada tiene que ver con el que se enfrentó en la primera vuelta del campeonato, que tan solo había ganado dos partidos y en el que el futuro de Raúl Agné, técnico por entonces, ya era cuestionado. La llegada de José Luis Martí, novato en los banquillos profesionales, icono del tinerfeñismo de la etapa de Rafa Benítez, le ha insuflado al Tenerife un nuevo aire, una corriente a favor entre el vestuario, afición y medios de comunicación que incluso han hecho replantearse nuevas metas de cara al tramo final de temporada.

Alejado por el momento el fantasma del descenso que planeó en los comienzos, el Tenerife cuenta con una ventaja de diez puntos sobre los últimos puestos, y aunque los seis de desventaja respecto de la zona del play off se antojan demasiados, nadie esconde, los jugadores los primeros, que pelearán hasta donde puedan por ilusionar a su gente con algo más que las miserias de penar por la categoría.

Martí ha sido inteligente. Sin tocar en demasía los códigos del vestuario, incluso apostando al principio por el mismo dibujo táctico que su predecesor, poco a poco ha ido modificando el equipo a su antojo, o más bien a las verdaderas características de sus jugadores. El balear era jugador ‘hasta ayer’ y sabe bien cómo enfrentarse a este tipo de situaciones complejas, y su falta de experiencia la ha suplido con mano izquierda y máximo respeto al jugador, es un entrenador justo con los suyos.

Saben los insulares que la empresa de Butarque es difícil, pero no imposible. Con la experiencia de la eliminación en esta Copa del Rey, el Tenerife no teme sin embargo a su rival, y las victorias tan complicadas en campos de la Ponferradina o Mirandés, han reforzado la confianza en sí mismos, sabedores de que a domicilio están preparados para ganar a cualquiera, como casi ya hicieron en el Carlos Tartiere. Además, Butarque siempre ocupará un lugar privilegiado en la historia tinerfeñista, escenario de aquel ascenso inverosímil a Primera División hace 15 años, contra equipos como Sevilla, Betis y Atlético de Madrid.

Le va a faltar al Tenerife una pieza importante, casi vital este año. El delantero hondureño Antony Lozano, con ocho goles, está sancionado. Pero esta ausencia le abre a Martí una opción que lleva tiempo deseando manejar; darle por fin la titularidad a Javi Lara, llegado en el mercado invernal. El cordobés es, de largo, el centrocampista con mejor manejo de balón en la plantilla. Después de su experiencia en el fútbol indio, llegó a la isla tras un par de meses de inactividad, pero ya está listo para jugar de inicio.

Si en los últimos partidos el esquema era el clásico 4-4-2, que ha ido imponiéndose al 4-3-3 con ‘trivote’ en el campo, todo parece indicar que en Butarque el Tenerife poblará el centro del campo, con un 4-2-3-1, en el que Javi Lara tendrá libertad de movimientos por delante de la pareja Vitolo- Aitor Sanz, y para enganchar con Nano, delantero canterano que, al igual que Lozano, ya ha sumado ocho goles, cuatro de ellos conseguidos en dos de los últimos tres partidos. En vena goleadora de Nano, la ausencia de Lozano se prevé menos traumática; además Lara contribuirá a aguantar la pelota y dificultar así el juego del Lega.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment