Open top menu

El rival: A.D. Alcorcón

El Rival_alcorcon

Por Oscar Egido para SomosLega.com | Periodista de Cadena SER y director de Play Segunda

Cuando me dijeron desde “Somoslega.com” que analizara al Alcorcón pensé en lo difícil que iba a ser hablar del rival del Leganés sin meter miedo a los ‘pepineros’ y sin enfadar a los ‘alfareros’. Entonces, tuve que pensar en la forma de ensalzar las virtudes de los amarillos pero aconsejando a los blanquiazules. Lo que viene a ser usar la cabeza para favorecer a mi corazón.

El Alcorcón ha jugado 16 partidos de local esta temporada y siendo sincero le ha costado mucho sacar los partidos adelante. Solo en dos ocasiones ha ganado con claridad, ante el Mallorca en la primera jornada (2-0) y en la goleada ante el Llagostera (6-1). Ha empatado 6 veces, la mayoría con goles (inolvidable el empate a 3 ante el Córdoba). Ha ganado 7 partidos por 1-0, lo que da una idea de lo complicado que es hacerle un gol en casa y a la vez desvela las dificultades que tienen los de Muñiz para respirar tranquilos en Santo Domingo.

En resumen, el Alcorcón es un equipo fiable en casa y solo un rival puede presumir de haber ganado en la Avenida Pablo Iglesias esta temporada: el Huesca, en el mes de octubre y por 0-1.

Dejando a un lado los datos, ¿Qué debe temer el Leganés en Alcorcón?

  • Sobre todo, la pegada de David Rodríguez. Suma 15 goles, pero lleva una temporada intermitente de cara a portería. La defensa menos goleada de la Liga tiene un exámen difícil con el delantero de Talavera.
  • El mejor de este Alcorcón, sin duda, es Djené. El internacional togolés es la potencia y la clase. Vino de lateral derecho la temporada pasada y su reconversión a central es seguramente el mejor y único legado que dejó Pepe Bordalás en Santo Domingo.
  • Atentos a los remates a balón parado de Chema o a sus apariciones en segunda jugada, como en Almería (lleva 5 tantos y es el defensa con más goles de Segunda). En contra del central amarillo hay que decir que ve tarjetas con demasiada facilidad.
  • La clave para que el Alcorcón no te haga daño es cegar la visión de Campaña, tapar su línea de pase y entorpecer su labor de creación es arrebatar el talento al equipo de Muñiz.
  • Son muy peligrosas las llegadas y apariciones desde segunda línea de Nacho Insa, la última la podéis ver en su gol ante el Mirandés hace dos semanas.
  • El corazón del Alcor se llama Óscar Plano, es la garra, el coraje y la personalidad de este equipo, sus arrancadas y sus arrebatos son capaces de despertar a un Alcorcón dormido.
  • Toribio o Fausto, son el coche escoba de Muñíz. Hacen el trabajo sucio. Son los que limpian y recogen los restos, los que recuperan para que Campaña e Insa puedan vivir tranquilos y pensar solo en hacer daño al rival.
  • Fede Vega es el gran descubrimiento de los últimos meses. El argentino se ha ganado la titularidad en casa a base de subidas por la banda derecha. Es un lateral con llegada y de los que primero levantan la cabeza, miran y luego centran con acierto.
  • Dmitrovic es un portero seguro por alto, pero dubitativo cuando le tiran desde lejos (ver los goles que encaja en Huesca y ante el Nàstic en las últimas semanas).
  • Bellvís es un trabajador constante y es un fijo en el lateral izquierdo, tanto que ha desplazado a Razvan al extremo al no tener sitio en la zaga.
  • Pero como Razvan está sancionado, el otro extremo de Muñiz debería ser Collantes, el veterano jugador sigue teniendo regate y desborde y aporta galones al centro del campo.

Por si todo esto que os he contado os preocupa voy a matizarlo, ya que todas estas virtudes son superables. El Alcorcón en Santo Domingo esta temporada es un equipo intermitente que a veces quiere y no puede y que le cuesta mucho sacar los partidos incluso en casa, donde lleva 12 encuentros sin perder y donde no recibe casi goles.

Y para terminar voy a decir algo que no va a gustar en Alcorcón y que me va a acarrear más de una crítica desde allí y quizás hasta alguna enemistad para mis próximas visitas, pero no por sentar mal deja de ser una realidad. Hay que hacer valer el factor público, porque la afición alfarera es fría, salvo en momentos puntuales. Y habitualmente son más ruidosos los aficionados visitantes aunque no lleguen al medio centenar.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment