Open top menu

La tormenta perfecta

El Lega suma un nuevo triunfo que sabe aún mejor tras los resultados cosechados por su inmediatos perseguidores en la jornada de hoy. Es líder en solitario, tras el empate del Alavés, y abre brecha con los puestos de liguilla de ascenso.

image

C.D. Leganés 3-0 SD Ponferradina

No estarán muy de acuerdo algunos de los que lean este titular. Sobre todo los que antes del comienzo del partido se encontraban en las zonas menos nobles del Municipal. Pero lo cierto es que, tras la ‘mojada’ inicial, el Lega les dió goles.

Pero bueno, las alegrías llegarían más tarde. Porque durante los primeros quince minutos todo era agua y más agua. De lo que se contagiaron ambos equipos que se ‘empacharon’ en un inicio algo desapacible, como el tiempo. Hasta que Omar Ramos apareció. El tinerfeño trajo el sol a Butarque con un disparo que repelió el palo cuando el público ya celebraba el gol.

Parecía que el astro estaba aliado en la tarde de hoy con el canario. Cuando necesitaba que le alumbrase, ahí estaba. Y vaya si brilló. Con el Leganés más cómodo en el partido el bueno de Omar conectaría de nuevo con la luz divina para que pusiera el foco en el primero de los ‘highlights’ con los que deleitaría hoy. El veintitrés blanquiazul mandaría, esta vez sí, el balón a las mallas tras un rechace de la zaga berciana.

Aliada con Omar, la estrella, seguiría reinando en el cielo de Butarque. Se encontraba cómodo con la ayuda de Víctor Díaz por banda derecha. Bustinza, que se sumaba al ataque, también quería su parte de protagonismo con un tiro lejano que pudo ser el segundo.

Hasta entonces, la Ponferradina no compareció y se limitó a defender las embestidas de los blanquiazules y a salir, como pudo, a la contra sin demasiado éxito.

Pero el partido necesitaba de más ingredientes. No es que el ‘mojo picón’ no fuera suficiente pero el encuentro comenzaba a hacerse largo para los pepineros y la Ponferradina empezaba a tener sus oportunidades. Con ello llegó la segunda salsa que aderezó el partido. Llevaba el nombre de Rubén Peña.

Como cuando tu madre te dice que le eches sal a la sopa porque está algo insípida. Para eso salió el veinte del Lega. Para hacer mejor a su equipo. Para hacer mejor el plato. Después de levantar a la grada el abulense tiró el desmarque del que nació una segunda jugada que caería en las botas de Omar. El de San Cristóbal de la Laguna paró el tiempo mientras regateaba a rivales y servía a Peña que hacía el segundo de la tarde tras una jugada de ‘videojuego’ del canario.

Mientras, la ‘Ponfe’, pudo meterse en el partido con un discutido penalti que Andy mandaría fuera. Entre tantas salsas, sales y soles a Butarque le había entrado el hambre y quería que los suyos coronasen con un gran postre. Y ahí estaba Rubén Peña, cómo no, para darle al público lo que le gusta: goles. Timor levantó la cabeza. Allí estaba la solución que introduciría con sigilo el balón en la meta de Santamaría. Butarque estallaba, el sol (que ahí seguía) brillaba y el ídolo de la grada aparecía, de nuevo, para su regocijo.

Con ello, los leganenses, echarían el telón a un partido que les salió redondo a merced de los resultados que se fueron sucediendo durante la tarde. El próximo lunes, frente al Bilbao Athletic, los pepineros seguirán un camino que pretende acabar en primera. Y por la vía rápida. Veremos si el sol sigue alumbrando las gestas de Garitano y los suyos.

FICHA TÉCNICA | CD LEGANÉS 3-0 SD Ponferradina
CD LEGANÉS: Serantes, Víctor Díaz, Bustinza, Mantovani, Soriano, Timor, Sastre, Gabriel (Galarreta, 63′), Omar Ramos, Szymanowski y Guillermo (Rubén Peña, 68′).
SD PONFERRADINA: Santamaría, Seoane, Alan, Casado, Camille, Álvaro (Khomchenovsky, 54′), Andy, Caiado, Melero (Djordjevuc, 60′), Jonathan (Basha, 66′), William.
GOLES: 1-0: Omar, 38′. 2-0: Rubén Peña, 74′. 3-0: Rubén Peña, 90′
ÁRBITRO: José Ramón Piñeiro Crespo (colegio vasco) amonestó con tarjeta amarilla a Sastre y Mantovani por parte local y a Caiado por parte visitante.
INCIDENCIAS: Estadio Municipal Butarque, 6.327 espectadores.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment