Open top menu

A 90 minutos del cielo

Gabriel celebra su gol contra el Llagostera

C

omo todos los viernes después de la rueda de prensa, los cuatro o cinco periodistas que allí estamos nos acercamos a Asier Garitano. Es costumbre charlar un par de minutos con el míster y comentar alguna entrevista o situación de la categoría. Esta ocasión la recuerdo perfectamente. Se acababa de ganar 3-0 a la Ponfe y nosotros, la prensa, hacíamos chascarrillos con el ascenso. Nos habíamos permitido el lujo de poner fecha al ansiado día. Era finales de abril y Asier Garitano nos miró con cara de… ¡qué desfachatez es esta! Él lo tenía clarísimo. “Llevad la radio a Miranda que nos va a hacer falta“.

El vasco, agudo como de costumbre, da la sensación de tener desarrollado un sexto sentido para esto del fútbol. No hace falta ser un iluminado, como dice él, para poner en valor un ascenso y otro que está en la punta de la lengua. Así viajará el Lega a Miranda para afrontar el partido más importante de sus 88 años de historia. Sin depender de nadie ni tener que mirar a otros campos. Habrá que llevarse la radio a Miranda, pero lo mismo no hace falta ni encenderla míster. Si el Leganés vence estará en Primera. No hacen falta más axiomas ni más cuentas.

Jamás habría imaginado estar escribiendo estas líneas. Lega y Primera tan cerca una de la otra. Dos palabras que -hasta esta temporada- eran pura fantasía y dos palabras que cobraron sentido tras el triunfo de este domingo contra el Llagostera. Gabriel y Miramón pusieron los goles en el último envite en casa. No hubo fiesta, pese a que las matemáticas lo permitieron durante diez minutos, y habrá que viajar a Anduva para resolver una temporada de ensueño. Una última batalla que ya ha desatado el estado de legamanía en la ciudad. Desde esta mañana hay colas en Butarque para conseguir una entrada. El día puede ser histórico. El Lega está a 90 minutos de tocar el cielo y de cambiar nuestras vidas.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment