Open top menu

Que sí, que somos de Primera

27449906096_8871fdf1d8_b

H

ay palabras, expresiones, frases que pierden su sentido, su magia, el placer de escucharlas cuando las repites demasiado. Para un pepinero, “somos de Primera” seguramente sea la excepción. De verdad. Nunca me cansaré de escucharla. Ni ahora ni dentro de diez, treinta, ochenta años. Una semana después todavía cuesta asimilar lo que era no imposible, porque nada lo es, pero perfectamente impensable. De locos, claro, si se nos hubiera ocurrido imaginarlo cuando el Lega luchaba por no descender a Tercera, no hace tanto. “No nos ha dado tiempo a soñar con el ascenso”, ha repetido Victoria Pavón en cada entrevista que ha concedido estos últimos meses. Porque no nos ha dado tiempo ni a degustar el “somos de Segunda”.

Dispuestos a imaginar, tampoco imagino un Leganés sin Asier Garitano. Porque le quiero, lo admiro, y porque no hay agradecimientos suficientes para compensar su labor. Entre ese 95% de entrenadores del mundo del fútbol que no ganan títulos suelen estar los mejores, porque con Balones de Oro lo difícil es no ganarlos. La noticia de que seguirá en el banquillo hasta 2018 por poco me lleva a un Sportium. Si es con él, apostar por la permanencia es dinero fácil. Es sólo una forma de decir que creo firmemente en ello.

Lo cierto, y no está de más reiterar lo de cierto, es que ahí estamos. Yo no sé si creérmelo ya o esperar a ver a Messi en Butarque para pellizcarme. Reflexiono en frío, y pienso en la familia Moreno; en Dani Abanda, Víctor Marín y José Bermejo; en mis propios compañeros de Hora Blanquiazul y los programas de hace siete años haciendo Lega; en esos mil abonados de antaño, tirando a la alza, que con el mismo orgullo e ímpetu de ahora paseaban los colores blanquiazules por España con enfermiza pasión. Este equipo nos ha hecho ascender, pero todo ese alrededor es el que nos ha llevado hasta aquí. El intangible granito de arena. Decía Calderón, en aquel soliloquio, que los sueños, sueños son.  No contaba con nosotros.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment