Open top menu

Koné pondrá la velocidad y los goles en Butarque

Mamadou Koné (Bingerville, 25 de diciembre de 1991) será jugador del C.D. Leganés para las próximas cinco temporadas tras pagar algo más de un millón de euros la entidad madrileña y hacerse con su propiedad.

Criado en su Costa de Marfil natal, tras jugar en el ES Bingerville y pasar una prueba en un torneo en Burkina Faso, una agencia española lo reclutó para traerlo al viejo continente. Llegó a Santander en 2010 para jugar en su filial. Tuvo buen estreno, anotó 10 goles en 13 presencias en Tercera División. Allí fue depurando su juego tanto táctica como técnicamente hasta que le llegó la pronta oportunidad de debutar en Primera División. Fue de la mano de Héctor Cúper ante el FC Barcelona en el Camp Nou nada más y nada menos. A esa presencia inolvidable sumaría cinco encuentros más en Primera pero tras la marcha del técnico argentino volvió al filial donde jugó el playoff de ascenso a Segunda División “B” y fueron eliminados por el Sporting Villanueva.

Sin embargo la reestructuración de la tercera categoría del fútbol español debido a los descensos administrativos acabarían con el filial cántabro en 2ªB. Koné solo jugó cuatro partidos (un tanto) hasta pasar definitivamente a la primera plantilla. Sus cinco goles no sirvieron para que el conjunto racinguista escapara de las garras del descenso, consumándose en la última jornada. Entre todas las competiciones acumuló 42 partidos, la mayoría de ellos partiendo desde el banquillo, firmando una buena carta de presentación en la Categoría de Plata.

Con la idea de devolver al Racing a Segunda, Koné se convirtió pronto en uno de los jugadores bandera del equipo entrenado por Paco Fernández. Los cántabros terminaron ascendiendo tras eliminar al Llagostera en el duelo de campeones de grupo. A ese hito añadieron otro más que acabó con final trágico. Tras eliminar al Hospitalet, Leganés, Sevilla (con un gol suyo en el último minuto) y Almería, se negaron a jugar el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey frente a la Real Sociedad como medida de protesta por el impago de sus nóminas, quedando eliminados de la competición. En 41 encuentros marcó 22 goles solo contando la competición liguera y copera.

El 30 de junio de 2014 finalizaba su contrato con el Racing por lo que negoció un pre contrato junto con su anterior agente que lo ligaba a Osasuna. Contra todo pronóstico el costa-marfileño decidió renovar hasta 2018 con la entidad cántabra para jugar en Segunda. En 15 presencias firmó siete goles, incluido uno en Butarque a su nuevo equipo. Una lesión de ligamento cruzado anterior en el mes de febrero hizo que su temporada terminara abruptamente, no pudiendo ayudar desde el campo a un equipo que volvió a perder la categoría.

La pasada temporada se firmaba su cesión al Real Oviedo. Tras recuperarse totalmente de su lesión empezó a contar para Sergio Egea y su sucesor, Generelo. Marcó seis tantos en los 35 partidos en los que participó entre las dos competiciones (34 de liga y uno de copa), no consiguiendo llegar a los puestos de playoff, que tuvieron muy cerca durante toda la temporada. Este verano volvió a la ciudad cántabra esperando a solucionar un futuro que finalmente lo ha llevado a Leganés.

El delantero africano destaca por su velocidad. Internacional en las categorías inferiores de Costa de Marfil. Delantero centro o extremo, busca siempre el desmarque para explotar su mayor virtud y definir de cara a puerta, asignatura todavía pendiente de pulir. Un jugador muy vertical que busca siempre a su rival para romperlo en velocidad y buscar opciones de ataque. Hace un gran uso del control orientado para orientar el balón y elegir siempre la mejor opción de cara a puerta o para asociarse con su compañeros. Posee un disparo seco muy peligroso que ya sacó a relucir en una de sus visitas a su nuevo estadio, el Municipal Butarque. En lo extradeportivo, durante su época en el Racing durante el parón navideño fue sancionado varias veces al no cumplir el plazo de reincorporación a los entrenamientos.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment