Open top menu

El chaparrón acabará pasando

Jon Ander Serantes

N

o es noticia que hable del poder adulador de Asier Garitano, de su capacidad de persuasión en el cara a cara, de su optimismo por bandera y de la sonrisa que dibujó este lunes en su comparecencia ante los medios. “Sacaremos el paraguas hasta que pase el chaparrón. Al final siempre acaba saliendo el sol”, dijo el de Bergara, que escondió con naturalidad su preocupación por la plaga de lesiones.

Como si fuese un genio de la comunicación -nunca dice una palabra más alta que otra- Garitano tiene que ser el número uno ante las súplicas de su hijo. Le imagino negociando la paga como un miembro de la patronal. Este lunes regateó todas las preguntas que incluían la palabra “anímico” y apostó por mirar al futuro con esperanza. “Imagino que ya estamos en la búsqueda. El Lega tiene que tener las puertas abiertas a esos porteros que ahora mismo no están jugando ”, añadió en la abarrotada sala de prensa de Butarque.

Hasta los periodistas se daban el pésame tras una semana donde, lo de menos, fue la derrota con el Espanyol. Lejos quedaba esa imagen que congeló el alma del buen pepinero. Serantes saltaba para despejar un balón y se despedía a buen seguro de toda la temporada. Con la rotura de cruzado volaban los sueños del portero en su primera temporada en la élite. ¡Otra igual en la misma semana!

Aterrizando en el césped, me gustaría que estas líneas sirvieran como un ibuprofeno anti-impaciencia, como un cinturón para la pasión desmedida. Me gustaría que el aficionado del Lega viese cada partido sin esperar nada a cambio. Me gustaría que cuando el Lega pierda 3-0 (en Primera División) saque el paraguas para el chaparrón porque, como dice el líder, el sol acabará saliendo.

También para vosotros: Rober y Serantes.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment