Open top menu

Iago Herrerín prolongará el cerrojo vasco

Iago Herrerín Buisán (Bilbao, 25 de enero de 1988) jugará en calidad de cedido hasta final de temporada tras llegar a un acuerdo con el Athletic para cubrir la baja de Serantes, que se perderá la temporada por rotura de ligamento cruzado anterior.

Aunque nacido en Bilbao este hijo de emigrantes gallegos se crió toda su infancia en la localidad cántabra de Castro Urdiales. Allí jugó en el Castro FC hasta que pasó el límite provincial de vuelta para jugar una temporada en el Sestao y dos en el Danok Bat. Ahí entraron en juego las redes del Athletic de Bilbao que lo incorporaron al juvenil. Tras pasar por el Basconia su progresión puso rumbo a Barakaldo en calidad de cedido con 18 años donde formó parte del traspaso que llevó a Unai Alba al conjunto bilbaíno.

Tras 18 partidos en los que encajó 15 tantos certificando grandes actuaciones que llevaron al conjunto de Lasesarre a situarse en los puestos altos de la clasificación volvió a Lezama. Tras tres temporadas donde coincidió con los ex pepineros Eraso, Guillermo o Mikel Santamaría, fue afianzándose en la portería jugando 19, 32 y 36 partidos en cada una, los técnicos no vieron con buenos ojos que continuara en las filias rojiblancas por lo que tuvo que emigrar a la capital, donde José María Amorrortu, uno de sus valedores lo firmaría para el filial del Atlético de Madrid.

Dos temporadas siendo indiscutible para Pantic le hicieron retomar el camino de vuelta. Los comienzos en la capital de España fueron duros tras abandonar su casa después de casi dos décadas jugando en el norte pero pronto se hizo dueño y señor de la puerta rojiblanca durante 75 partidos en los que encajó 81 goles. También le dio tiempo a hacer uno. Fue ante el Getafe “B” tras un disparo desde su propio arco que sorprendió a su homologo getafense que sirvió para darle los tres puntos al filial atlético. En esa época se enfrentó a su nuevo club en cuatro partidos, perdiendo dos, empatando uno y ganando el otro.

Amorrortu volvió a traerlo al Athletic tras su aventura madrileña pero debió pasar un año en la Categoría de Plata para jugar en el Numancia a préstamo ya que Marcelo Bielsa apostó por Raúl Fernández como segundo portero del equipo vasco. En el conjunto soriano participó en 34 partidos, encajando 41 goles, hasta que Machín decidió en el tramo final de temporada sustituirlo por Biel Ribas. Se ganó con creces su vuelta a la escuadra bilbaína en la cual ha militado durante tres campañas y media antes de recalar en Leganés.

En su primer año disputó doce partidos (seis de liga y seis de copa) encajando el mismo número de goles. Una temporada después aumentó sus número hasta los 15 (17 goles en contra), repartidos entre cuatro de liga, dos de Europa League y nueve de Copa del Rey, incluida la final que disputaron en el Camp Nou ante el F.C. Barcelona. El año pasado continuó creciendo con la confianza de Valverde y se fue hasta las 24 participaciones. Dos en liga, seis en copa y 14 en Europa League donde cayeron en cuartos de final ante el campeón de la pasada edición, el Sevilla. Este año solo ha podido jugar cinco partido de la competición europea en los que ha recibido diez goles.

Iago Herrerín llega para suplir a un buen amigo suyo como Jon Ander Serantes. El portero destaca por su corpulencia, buenos reflejos, juego con los pies, seguridad por arriba, santo y seña de la cantera de Lezama. Un guardameta que se encuentra cómodo con una defensa adelantada con la que pueda asumir riesgos en las salidas.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment