Open top menu

Cinco minutos de reflexión

 

B

ajé las escaleras del fondo norte escoltado por mi tío y buscando con la mirada a mi hermano, con el que siempre pondero el partido. Tengo la costumbre de escudriñar cada jugada, las intenciones de Garitano y hasta las decisiones del rival. Este sábado, la diana fue un Athletic empequeñecido por el hambre del Lega, por el afán de querer demostrar ante la dificultad. Eso mismo le pregunté a Asier hace dos semanas al término de una rueda de prensa. ¿Te has parado a pensar dónde estaría el equipo si no hubiese tenido tantas lesiones? Pueden imaginarse la respuesta del míster. “Eso es ficción. No lo podemos pensar porque no hemos estado en esa situación”.

Pocas personas como el ingeniero vasco para adaptarse a la dificultad y para encontrar una montaña de algodón en la china del zapato. ¿Recordáis lo del paraguas? Pues bien, el Leganés sigue con él abierto de par en par, esperando que pase el chaparrón y cruzando los dedos para que lleguen esos refuerzos que tanto hacen falta. “Tenemos que equilibrar la plantilla. Necesitamos 3 o 4 jugadores”, reivindica Garitano desde hace 15 días.

Este es el gran mérito del Lega, que ayer minimizó a un Athletic que llevó al Barça, hace solo dos días, a minutos de la extremaunción en la Copa del Rey. Este es el gran mérito de un Lega que juega con el alma porque hay jugadores que no tiene. Este es el mérito de un Lega que no pone excusas y que semana tras semana vomita el corazón para despegarse de esa zona de descenso que, por cierto, todavía no conoce.

Al final encontré a mi hermano, pero en esos cinco minutos pude pensar todo esto que habéis leído. Pude pensar en lo mucho que me jode que insulten a cualquier jugador del Lega: Machís fue el centro de todos los desaires, que me duele cuando un aficionado deja su asiento a cinco minutos del final, que alguno se dio cuenta en la jornada 18 del pedazo de jugador que es Rubén Pérez. Lo que más me jode es que Butarque no se rompiese las manos aplaudiendo a este equipo hasta las 4 de la tarde. Eso es lo que más me duele. Que la barra de exigencia se convierta en una guillotina que nada ni nadie nos ha impuesto. Aplaudan a rabiar, coño. Aplaudan a Asier y a sus muchachos.

3 Respuesta a los comentarios

  1. Avatar
    enero 29, 2017

    Es ahora cuando más tenemos que apoyar a este equipo, ahora más que nunca tiene que haber unión entre afición, jugadores, equipo técnico,directiva, etc, eso sí, hay que equilibrar la plantilla y mejorar, no debemos olvidar que somos novatos y nos estamos adaptando, al año que viene, mejoraremos la plantilla y seguiremos en primera. Aúpa lega.

    Responder

  2. Avatar

    Siempre genial, siempre inteligente, siempre sensato, siempre 100% principios y valores, siempre 100% Lega: SIEMPRE Y POR SIEMPRE: DAVID AGUILERA

    Responder

  3. Avatar
    enero 16, 2017

    Es fácil e incluso cómodo decir que hay mucha gente que se ha subido al carro del Lega en este último año, pero bajo mi punto de vista es así. A mí tampoco me gusta cuando la gente se marcha 5 minutos antes del final, como se nota que no han estado en segunda b y no han visto ganar y perder en ese tiempo en Butarque. El mérito de Asier y de este equipo al igual que del año pasado es inmenso. Refuerzos ya.

    Responder

Leave a comment