Open top menu

La suerte

P

ienso en suerte y me vienen muchas imágenes a la cabeza. Porque el deporte también es eso, suerte. La suerte que acompañó a Sergio Ramos en aquel célebre minuto 93 para darle a su equipo la décima Champions League. O la que lo hizo con Rafa Nadal para destronar a Roger Federer en la final, la mejor de todos los tiempos, en Wimbledon 2008. El Leganés, este sábado, también la tuvo.
Porque no, no se hizo un buen partido frente al Alavés. De hecho, los vitorianos dominaron durante la primera mitad y solo una pizca de fortuna hizo meter de nuevo al Leganés en el encuentro. Una pizca de azar y otra del ‘don de la oportunidad’ del señor Guerrero, el mejor del partido. Mientras, el ‘Lega’ supo esperar agazapado para cazar a su presa. Sin hacer ruido, a la vez que los albiazules se iban diluyendo de forma proporcional al número de ocasiones.
Fue ahí cuando los de Garitano se crecieron ante la adversidad de otro gol y supieron estirar la zarpa para asestar la última réplica, el gol de empate. La diosa fortuna acompañó a los pepineros y se abonó a ellos hasta el último suspiro, cuando incluso tuvieron la oportunidad de materializar un derechazo letal para los de Pellegrino.
Pero no, no todo es suerte. Vuelvo a repasar imágenes, momentos. Vuelvo a ver el gol de Ramos…y la final de Rafa…y el partido en Mendizorroza. A todos les envuelve la misma atmósfera en la que se les daba por muertos. Pero sobre lo que no sabían era de su instinto para la supervivencia. De eso el Leganés, también tiene un máster. Olfato de campeones, no lo olviden.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment