Open top menu

Sívori: “El Leganés actual sudaría para ganarnos”

– Al igual que Asier Garitano, ambos sois de origen vasco pero habéis acabado en la zona levantina afincados, ¿algún reto deportivo te haría moverte de donde estás actualmente?

Sí, claro, sí me movería. Una vez que has acabado como jugador de fútbol he querido formarme como entrenador. Una cosa es ser jugador profesional y otra muy distinta estar sentado en un banquillo. Creo que puedo aportar muchas cosas de toda la experiencia que uno tiene.

– ¿Qué hace actualmente Sívori?

Actualmente soy el director deportivo de un equipo de aquí, La Unión, de Tercera División, donde también ejerzo de segundo entrenador. Coordino con un compañero todas las categorías del Club y claro, entre el trabajo en Tercera y los críos la verdad es que estamos trabajando  y aprendiendo mucho.

– Acabas de cumplir los 40. Has sido jugador profesional, eres entrenador y director deportivo ¿Qué prefieres? ¿césped, banquillo o despacho?

No echo de menos vestirme de corto, no soy como otros jugadores que sí lo hacen. Sin embargo, tengo más ganas de entrenar y dirigir. Es una experiencia más, llevo dos años siendo el director deportivo de este club, ves el fútbol desde otro prisma, desde otro punto de vista diferente y la experiencia te hace madurar un poco más. Yo tengo ganas de seguir en este mundo -del fútbol- porque la verdad, me apasiona.

– ¿Te pareció normal que después del temporadón del año pasado no se renovase a Bordalás? El rendimiento de Pellegrino parece que ha dado la razón a la dirección deportiva.

Es complicado opinar desde fuera, pero sí resulta raro que un entrenador que ha hecho tan buena campaña y haya ascendido al equipo  no siga. Ellos son los que llevan el control del club, los que toman esas decisiones y, por ello, tendrán sus razones. No te voy a negar que sí, desde fuera resulta un poco extraño.

Hay muchos factores que puede influir como la relación con la directiva o el cuerpo técnico  y que nosotros no sabemos.

– ¿Cómo ves el partido de este sábado? ¿Quién tiene más posibilidades de ganar?

Bueno (risas), se enfrentan dos equipos en los que he militado. El Alavés donde me formé, en su cantera, y donde logré llegar al primer equipo y el Leganés. en el que estuve 2 años maravillosos y del que guardo recuerdos preciosos de ese periodo vivido allí.

Que gane el mejor en este caso. Son dos equipos que aspiran a mantener la categoría, que hasta el final van a estar peleando para ello con apuros. Espero que los dos puedan conseguir este objetivo al final de temporada.

– ¿Qué pensaste la temporada pasada cuando subieron a Primera dos de tus ex-equipos? ¿Cómo lo viviste?

Me llamó mucha prensa porque fue una casualidad que ascendieran dos equipos en los que he estado. Es un sentimiento muy especial porque empiezas a recordar los momentos que has vivido en los dos sitios. Es bonito ver a los dos en la máxima categoría tras haber formado parte de ambos.

Yo me siento muy querido tanto por la afición del Alavés como la del Leganés, aunque solo estuviera dos años. Guardo muy buen recuerdo del Lega porque el vestuario, afición, directiva, hacen que lo recuerde como dos años espectaculares.

– ¿Espectacular?, ¿para ti esa es la palabra?

Si, sí, sin duda, porque más que un equipo, éramos una familia. Éramos un grupo de amigos que, entre comillas, nos habíamos juntado ahí para jugar al fútbol. Tanto el cuerpo técnico como directiva lo hacían fácil y daba gusto ir a entrenar. Claro, eso se traslada al campo en el que cuajamos, el primer año, una buena temporada. El segundo no lo fue tanto pero, aún así, guardo muy buenos recuerdos de aquella etapa.

Once del Leganés. Arriba: Rubio, Fede Bahón, Clotet, Sívori, Darmón, Lambea. Abajo: Óscar, Miguel Ángel, Iván Pérez, Pardo y Carcedo.

Once del Leganés. Arriba: Rubio, Fede Bahón, Clotet, Sívori, Darmón, Lambea. Abajo: Óscar, Miguel Ángel, Iván Pérez, Pardo y Carcedo.

– ¿Alguna anécdota? ¿Qué es lo que recuerdas con más cariño de tu paso por Leganés?

Recuerdo que era obligatorio juntarnos todos, todos los viernes para echar la quiniela y quedar a picar algo. Todo el vestuario, todos los jugadores poníamos un dinero, no mucho, para hacer la quiniela. Cada día la hacía uno pero daba igual, la excusa era quedar a tomar algo. Pasábamos un par de horas haciendo grupo, creabas buen ambiente y eso se trasladaba al campo.

– ¿Hiciste alguna relación especial con algún compañero? ¿Sigues teniendo contacto con alguno?

Cuando llegué había gente que llevaba muchos años como Miguel Ángel, Óscar, Macanás o Raúl Arribas. Yo hice muchas migas con Unai Emeri, que ahora está triunfando en los banquillos del PSG. Pero a todos en general les recuerdo con cariño. David Clotet o Villa, por ejemplo, han sido unos compañeros y unos amigos increíbles la verdad.

– ¿Qué recuerdos tienes de Don Jesús Polo? ¿Era un presidente diferente?

Si, sí, muy diferente. Era muy sencillo y me chocó mucho, la verdad, porque los presidentes, por lo general, eran muy distantes con el jugador.

Jesús Polo era todo lo contario, se acercaba y te preguntaba por la familia, etc… A veces hasta me chocaba su sencillez. Le recuerdo como un presidente muy elegante.

– En dos semanas el Leganés visita al Atlético de Madrid, ¿cómo recuerdas el asalto al Calderón que realizasteis?

Lo recuerdo como si fuera ayer. Fue un sábado por la tarde, ganamos 0-2 con el Mono Burgos de portero, Movilla o el Niño Torres, que también andaba por ahí.

Nosotros estábamos intentando salvar la categoría como pudiésemos y fuímos allí a ver que pasaba. Si no nos metían muchos mejor, porque el Atlético de Madrid estaba para subir a Primera. Con la sorpresa de que dimos la campanada. Fue una alegría inmensa para el vestuario conseguir la victoria en el Vicente Calderón.

Formaste una gran sociedad con Villa y Miguel Ángel, ¿qué destacas de cada uno en cuánto al juego?

Mucha calidad. Miguel Ángel era zurdo y Villa diestro. Era muy fácil jugar con ellos por la facilidad con la que se desenvolvían dentro del campo. Miguel Ángel no era muy alto, más bien bajito, parecía poca cosa, pero cuando cogía el balón hacía maravillas. Villa era igual pero ha tenido mala suerte con las lesiones de rodilla y demás. Aún así, su calidad era tremenda. Salió de la escuela del Real Madrid y ahora está en el cuerpo técnico con Unai Emery en el Paris Saint-Germain.

– Pongámonos a imaginar un hipotético partido del Lega de tu etapa contra el Lega de la actualidad, ¿quién crees que ganaría?

(Risas) No quiero ir de sobrado, pero tendrían que sudar para ganarnos. Lo que está claro es que nosotros éramos un equipo de Segunda que luchábamos por mantener la categoría. El actual equipo está en Primera y, aunque luchen por lo mismo, quizás nos ganaría.

– 71 partidos con el lega 9 goles. ¿Con cuál te quedarías de ellos?

Tal vez un Leganés- Badajoz. Ellos venían de una racha de 7 u 8 partidos invictos. Salí desde el banquillo y nada más entrar, me dieron un centro por la izquierda que conseguí rematar a la red. Fue muy especial porque ellos venían de muy buena racha y nosotros todo lo contrario. Con ese gol conseguimos romper los malos resultados y seguir optando a mantener la categoría.

– Pasaste por muchos equipos hasta tu retirada, ¿en qué etapa disfrutaste más como futbolista?

Seguramente en el Cartagena de Segunda B. Estuve allí 5 años y en mi tercer año, con Juan Ignacio Martínez en el banquillo, conseguimos el liderazgo y practicábamos un fútbol increíble. Se juntaron muchos buenos jugadores y yo, personalmente, disfruté mucho siendo, además, el capitán de ese equipo.

– Te retiraste a los 38 años, antes de ayer como aquel que dice y habrás visto bien la evolución. ¿Qué tiene el fútbol de ahora que no tenía el de tu mejor época?

La forma de entrenar ha cambiado mucho. Cuando yo empecé, la preparación física no estaba tan implantada como en el fútbol actual. Antes, podía haber mucha diferencia entre dos equipos. A día de hoy no creo que el Leganés esté muy alejado del Real Madrid en cuanto a eso, por ejemplo. Creo que eso ha sido un cambio para bien, ha mejorado el fútbol sin duda.

– ¿Qué mensaje le dejas a la afición del Lega?

Quiero decirles que guardo un recuerdo muy bonito de todos ellos, afición, compañeros y directiva. Van a sufrir, pero tienen que ser optimistas y seguir animando al equipo. Ojalá que el Leganés consiga mantenerse en Primera mucho tiempo.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment