Open top menu

Paciencia, la madre de la ciencia

El Leganés se desquitó con cuatro goles los fantasmas que acechaban el descenso, se desperezó ante uno de su rivales en la pugna y tomó aire para lo que pueda venir. No es una victoria más. En el duelo de ‘Garitanos’ golpeó con más fuerza Asier y puso los porqués de la paciencia -necesaria- del club pepinero en su primer año en la máxima categoría.

Porque fue la primera vez que el Leganés goleó en la élite. Porque, por fin, la suerte sonrió a los pepineros con un partido pleno, sin lesionados y con la efectividad de cara. Y por por último, y más importante, porque en una semana en la que el fútbol ha dado una muestra más de que no tiene memoria -o si la tiene será dentro de unas décadas- , el ‘Lega’ huye de la tradición impuesta por (casi) todos los clubes y apuesta por no mirar al banquillo y fusilar, si no dar la tranquilidad necesaria que los resultados deberían llegar. Y llegaron.

El precipicio hace lustros que ha dejado de producir vértigo en los despachos de Butarque. Atrás quedaron los años de segunda B en los que se hacía trizas el banquillo cada vez que el viento soplaba en contra y el tiempo ha dado la razón a aquellos que pedían calma, mesura, tranquilidad…porque Leganés tiene que ser eso, una isla en medio del desierto en la que Samu García se reivindique o en la que Bueno vuelva a golear como lo hizo en la Albufera. A fin de cuentas, que se sientan cómodos en el ‘microclima pepinero’.

Las nubes comenzaron a arremolinarse en el envite frente al Barça. Los de Garitano cuajaron un gran partido y demostraron que las piezas del puzzle que tiene que dejar a los madrileños en Primera comenzaban a casar. Era el presagio de lo que ocurrió ayer. La tormenta descargó fuertemente con el Deportivo y, posiblemente, Gaizka Garitano como damnificado. Una tormenta -para el rival- que el Leganés deberá seguir alimentando en una semana importante ante dos rivales directos, el Valencia y el Granada.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment