Open top menu

Prefijos y sufijos

L

a imagen que ilustra estas líneas con el minisalto que consiguió ayer el Lega con el punto adquirido y que nos sigue dejando a cinco por encima del antepenúltimo es una metáfora de la crónica de lo sucedido. Eso sí, si nos remontamos una semana atrás en el tiempo, el punto cosechado en el Ramón Sánchez Pizjuán a muchos nos pareció un puntazo después del juego desplegado por el Leganés en Butarque. Por el contrario, la suma de ayer se nos asemeja más a un puntito tras el devenir de un partido en el que el Málaga no infravaloró a los pepineros y Michel contrarrestó el efecto del Garitanismo que se está empezando a ver de este neo Leganés.

Sorprendió el técnico de Bergara con una renovada defensa de cinco donde muchos de sus componentes sobresalieron de forma relevante con respecto al resto de futbolistas que formaron en ambos equipos. Un supersónico Diego Rico que no cejaba en su empeño de subir la banda, apoyado por un incondicional Szymanowski, y poner a Rosales en apuros. Pudo poner la guinda a tan excelso partido con un trallazo que se estrelló en el larguero y que pudo haber cambiado el resultado final del encuentro. El incombustible Bustinza, apercibido durante más de 60 minutos, se jugó el tipo en todas y cada una de las acciones, completando todo el partido con una magnífica nota. El Coloso de Drama, Dimitrios Siovas, se encontró con su archienemigo en el país hispano. Mateu Lahoz no vio ninguno de los múltiples agarrones que sufrió el heleno en el área cuando intentaba rematar cualquier jugada de estrategia.

Muchos echamos de menos a Gabriel, quién con unas paperas (como comúnmente se conoce a la inflamación de las glándulas salivales) se perdió un encuentro en el que el juego directo del Leganés y esa segunda jugada que tanto nos ha dado, lo echó en falta. Como también le pasó a Samu García. Desconectado ante el equipo que le dio todo, ayer apenas demostró nada en el tiempo que estuvo en el campo. Otro que destacó sobre el resto fue Rubén Pérez, omnipresente en el campo a pesar de haber estado con molestias durante la semana.

Una semana de parón y solo quedarán diez jornadas para el final. El sobresaliente o el insuficiente están divididos por una delgada línea. ¿Qué prefijos o sufijos serán los que definan el futuro de este C.D. Leganés?

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment