Open top menu

Puntazo o puntito

Imagen: lfp.es

N

o sabemos si el Sevilla tenía once cuerpos en Nervión y once almas en Leicester, pero sí sabemos que Leganés estuvo allí, y fue el mejor. Lo dicen los datos del partido, lo reconocieron los propios sevillistas -incluido Sampaoli- y lo dijo Asier Garitano. “Al Sevilla no se le puede reprochar nada hoy, lo único que le ha pasado es que el rival ha sido mejor”. Diagnóstico simple. El Leganés se mereció los tres puntos. Y todo lo que sea echar la culpa a “la caló” (cc/ Sergio Rico) es complicarse la vida.

Gabriel desempolvó la varita para adelantar al Lega en el minuto dos con un truco digno de abrir los telediarios si llevas el 10 o el 7 en otro equipo; y destrozó las intenciones sevillistas de llevarse el partido haciendo poco o nada. Una virtud, claro está, lo de que te baste con tan poco para sumar. Porque al Leganés le sobraron ocasiones, pero le faltó lo más importante, el acierto. Lo repitió Garitano en rueda de prensa después de que El Zhar, Guerrero, Machís o Luciano (¡mamma mía qué vaselina!) tuvieran acciones de gol.

La eterna duda al final del partido era evidente. Se palpaba en las caras, algunas conformes, otras no tanto. Que si puntazo, que si puntito. Que si una gozada sumar un punto en Sevilla, que si una lástima dejar escapar la oportunidad de ganar tres. Usted mismo, que lee estas líneas, pensaría alguna de las dos. Yo también lo hice y, seamos realistas, todos teníamos razón. Lo importante es ver que, al igual que el día del Camp Nou -y pocos días ha dejado de hacerlo- este Leganés transmite sensaciones de Primera. Ya habrá tiempo el año que viene de ganar en Sevilla.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment