Open top menu

Nadie dijo que fuera fácil

Tristemente, este blog titulado: Lluvia y gol, resume perfectamente lo vivido en Ipurua. Eso es lo que le bastó al Eibar para dejar al Lega un poquito más tocado. Un único tanto obra de un central que no pudieron parar hasta cinco defensas pepineros. Lo más preocupante no es eso, si no la idea de que a veces, una ‘buena’ defensa no es un buen ataque. Ni siquiera se encontraron oportunidades reales de empate, en un choque en el que el mejor visitante fue Brasanac, que ayer dejó de parecerse un poquito a Rubén Pérez. Dicho lo cuál, apunta maneras el serbio.

Quizás, la imagen mostrada en Ipurua hurgue más en la herida abierta del derbi, que cuesta cicatrizar. Sobre todo después de ver a un desdibujado Leganés sobre el campo, contagiando esa frustración de maniatados a sus aficionados. La fría lluvia de Eibar mojó de lo lindo la pólvora pepinera, que no vio puerta por primera vez en lo que va de curso. Muchos atribuyen la culpa a uno de los únicos ‘Guerreros‘ que tenemos, cuando realmente no lleva haciendo otra cosa que dejarse la piel en cada partido por este escudo.

Aun así, nadie dijo que fuera fácil, seguimos siendo los noveles de la competición y lo que nos ha llevado a estar en la élite es ir partido a partido. Si no sufro alucinaciones ni visiones extrañas, el Club Deportivo Leganés sigue sin pisar puestos de descenso desde su llegada a lo alto del fútbol español. Exactamente 42 jornadas, pero bueno, hemos perdido y bien perdido. Insisto, nadie dijo que esto fuera fácil, para el que quiera, es buen momento para bajarse del carro. Mientras tanto y criticas aparte, otros seguiremos animando al Leganés en las buenas y en las malas. El sueño no ha acabado y Girona es el siguiente escollo. ¡VAMOS!

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment